Tecnología, un tópico incómodo pero invaluable, para la transformación del departamento financiero

 
 
Mariana Pereira  Sr CPM Consultant

Mariana Pereira

Sr CPM Consultant

El uso de Sistemas de Información en el Departamento Financiero es un optimizador que permite automatizar actividades repetitivas, de gran volumen y de bajo valor, y a su vez enfocar a los equipos de analistas en tareas de alto impacto, parte de proyectos relacionados directamente con la visión estratégica de la empresa.

 

No es casualidad que para la mayoría se tiene la percepción que en el departamento financiero se realizan muchas de estas actividades repetitivas y de baja relevancia para la estrategia de negocio de la empresa. Ante ello, tópicos como la transformación financiera debe de ser un proceso de continua inclusión y consideración dentro de la estrategia de transformación tecnológica de la empresa.

 

Para transformar tecnológicamente la función financiera, el CFO y el núcleo de Directores Financieros debe tomar en consideración la madurez de los procesos, la cantidad y manejo de los datos existentes, la adaptabilidad al cambio y el nuevo enfoque de lo roles que podrán desempeñar los colaboradores del equipo en un futuro. Ante todo, es una responsabilidad que asigna el liderazgo de sus posiciones, el evaluar todas las actividades en relación con el recurso humano y el rol de la tecnología y automatización dependiente de las mismas.

 

En la actualidad, la implementación de tecnología en la transformación de la función financiera ha tenido un impacto grande en la mejora de análisis estratégico de las empresas; sin embargo, existen muchos CFO y Directores Financieros que no cuentan con la información suficiente de soluciones tecnológicas que puedan adaptarse a sus propias necesidades y requerimientos de su particular giro de negocio.

 

El mercado de oferentes tecnológicos también ha crecido, en donde ahora podemos encontrar cada día más proveedores de soluciones robustas a precios accesibles, con múltiples posibilidades de implementación que van desde soluciones almacenadas en la nube o en su defecto implementaciones tradicionales en las propias premisas del cliente.

 

Cada vez más fabricantes ofrecen herramientas que no solo automatizan los procesos del departamento de Finanzas, sino que integran información de otras áreas estratégicas del negocio. Siendo estas mismas aprovechadas para su análisis, y toma de decisiones integral, de conformidad con los indicadores financieros de la empresa y el cruce de información relativo a las actividades diarias de la cadena de valor de la empresa.  

 

La implementación de tecnología en el área Financiera crea oportunidades para resolver retos que demandan de periodos extensos de trabajo y habilidades específicas en el manejo de datos, como lo son los cierres de libros contables, conciliaciones, planificación financiera y manejo de diversas divisas. 

Entonces, ¿cómo podemos lograr la automatización del departamento financiero?

 

Normalmente, el reto al que se enfrentan las empresas que quieren implementar estas nuevas tecnologías va relacionado con el percibido alto costo que pueden aparentar las soluciones. Por lo que al momento de la evaluación de implementación de estas es importante realizar un diagnóstico detallado del proceso considerando costos ocultos que hacen así aún más necesaria la transformación de los procesos del área financiera.

 

Ante la evolución constante de la transformación financiera, a la que poco a poco más compañías se suman, y su continua integración con los diversos actores de la empresa, el CFO y Directores Financieros deben alinear la estrategia del Desarrollo del Departamento a la gestión adecuada de los datos, sistemas administrativos tanto en la nube como en servidores propios, automatización y el uso de procesos digitales para implementar mano de obra digital.

 

Es el desafío que actualmente tienen las empresas y corporaciones de todos los tamaños, sin embargo, es la forma en cómo podrá el área financiera enriquecer y agregar valor al negocio teniendo un rol más estratégico e importante para la toma de decisiones.